La Suiza Manchega, que así es como también se conoce este pueblo, por sus rocas de agua y sus extensiones de pinos, aparece en lo alto de un balcón natural de la roca sobre el bello río Mundo. Su bien cuidada huerta y sus sorprendentes rincones, han convertido a Ayna en un centro turístico de obligada visita. Su sabor antiguo las comodidades modernas se unen en este municipio con perfecta armonía. Ayna es un pueblo de gran belleza natural, sus aguas, sus huertas y sus paisajes, sorprenden al turista que se siente como en su casa.

La Cueva del Niño, localizada al margen opuesto del Río Mundo, es testimonio del antiguo poblamiento de lo que hoy conocemos como Ayna.Las Pinturas Rupestres que adornan sus paredes han sido fechadas por los expertos entre 100 y 150 siglos antes de nuestra era; lo que sitúa a esta prehistórica población el periodo Paleolítico Superior. Las diversas excavaciones han demostrado la existencia de pobladores durante la época del Neolítico. Así lo demuestran los restos de cerámica encontrados relacionados con este periodo.Entre el paraje natural “el Salero” y la vecina localidad de Lietor se descubrió un poblado Musulmán en el que se aprovechaba industrialmente la sal procedente de esta salina. En la Época Árabe y Reconquista Cristiana, Ayna sufrió por ambos lados, ya que se encontraban en la frontera de ambos Reinos. El antiguo punto defensivo del Castillo de la Yedra (del que se puede apreciar muy poco) fue un importante frente defensivo frente a los Musulmanes de Granada y Baza donde hay escritos de estos grandes defensores.Durante muchos años Ayna perteneció a Alcaraz y la Encomienda Santiaguista de Socovos con limites a Lietor.Ya en el año 1565, Felipe II le otorgó el privilegio de Villa, donde Ayna se separó de la toda poderosa ciudad de Alcaraz y se convirtió en villa soberana. De dicho privilegio se conserva original en el Ayuntamiento de Ayna con fecha del 22 de Septiembre de 1565.

Ayna, es un pueblo pequeño enclavado en la garganta del Río Mundo, con uno de los paisajes mas sugestivos de toda la provincia. Todo ello se puede observar desde el Mirador del Diablo.
Ayna es un pueblo con una estética especial, basta con pasear por la calle principal para darse cuenta de la realidad. Sus calles en general, son todas estrechas de claro sabor Morisco desde donde podemos observar el Río Mundo que baña sus pies como largos ventanales. Sus callejuelas con escalones amplios, poca alzada, con curvas y recovecos que sorprenden a quien, con mirada fija y atenta, se adentra por ellas. Las fachadas de las casas son típicamente rurales donde prácticamente se mantienen casi todas iguales, blancas y con una cuadra o pequeña cochera para guardar sus cosas.
Ayna comprende una calle principal que va cambiando de nombre según vamos caminando. Por esta calle se recorren todos los años los Encierros hasta la bajada a la Plaza del Ayuntamiento. Desde esta calle principal, en la parte de arriba, podemos contemplar la Casa de Cultura de estructura nueva. Junto a ella podemos beber agua de una fuente que viene del manantial. En esta calle principal se dan los bares, asadores, y tiendas donde comprar sus productos típicos.

La Iglesia Parroquial Nuestra Señora de lo Alto ubicada en la zona conocida como el Postigo, es la que actualmente cumple las funciones de templo principal. Cerca de ésta observamos la pequeñaErmita de las Cabrillas, y junto a ella podemos ver los ventanales de las casas vestidas de geranios de distintos colores.  Al final de la calle principal, llegamos a la Plaza Mayor de Ayna, con su fuente de dos caños en cuyo frontón han representado las Pinturas Rupestres de la Cueva del Niño. Para orgullo de los habitantes Ayniegos y conocimiento del visitante, la fachada del Ayuntamiento se muestra una solemne placa, que informa que Ayna fue galardonada con el primer premio de Embellecimiento de Pueblos en el año 1954.

En la calle Mayor, número 38, encontramos la Ermita de los Remedios, cuya construcción se remonta al siglo XVI. A unos pocos Km. de Ayna dirección a Elche de la Sierra, podemos visitar una de sus aldeas conocida como Royo- Odrea, pequeña y pintoresca, sobretodo si la visitamos de noche para poder observar que parece un Belén Navideño.

El rasgo que llama poderosamente la atención respecto a la Vegetación de este sector de la provincia de Albacete, es la tremenda deforestación a la que ha sido sometida desde épocas históricas. Es frecuente encontrar disposiciones municipales que se remontan al siglo XVI, en la que se prohíbe la tala de los árboles, estando sólo permitida la tala para la construcción de obras hidráulicas.
En cuanto a las especies que conforman el paisaje vegetal de todo este sector, hay que destacar la presencia del Pinar sobre el resto de formaciones. Puede diferenciarse varios tipos de Pinos, siendo el Pino Carrasco, el más abundante en esta zona, aunque nunca llega a formar masas muy densas.

A medida que avanzamos por el Río Mundo, los pinares se van enriqueciendo, sobre todo en las proximidades de Ayna y Royo-Odrea. Suele tratarse de masas muy aclaradas en la que el estrato arbustivo presenta un desarrollo importante y en el que puede advertirse la existencia de alguna Encina, en algunos casos de talla arbórea, lo que demuestra que se trata de la especia climática de esta zona. Asimismo, en el Sotobosque, es muy frecuente la presencia de Coscoja y Enebros, algunos de ellos de gran talla: Lentisco, Jaguarzo, Torvisco, Genista, Romero, Tomillo. Este sotobosque nunca representa un recubrimiento total del sustrato, dado de que se trata de zonas topográficas muy abrupta, con desniveles importantes en los que aflora la litología, y suelos esqueléticos, donde el desarrollo de la vegetación se encuentra muy dificultado. El Pinar ocupa una extensión importante en el cañón del Río Mundo entre Ayna y es sustituido por el Pino Negral en algunas zonas umbrías y en altitudes por encima de los 800mts.

La Cabra Montés es uno de los animales más conocido por la Sierra del Segura. Se puede encontrar por la zona de Ayna,tanto esta especie como la Cabra Hispana. El tiempo de apareamiento es en primavera y tiene una cría por cada temporada. En Ayna habitaban de 1.000 a 1.500 ejemplares por toda la Sierra, de todas ellas quedan 20 o 30, debido a una epidemia de sarna. Muchas de ellas también han sido muertas por los accidentes de tráfico cuando bajan al río Mundo a beber agua y también la caza. Las que nos podemos encontrar actualmente se han repoblado por una pareja (de macho y hembra) hace aproximadamente unos 20 años. A veces la Cabra Hispana se pueden ver desde la misma población de Ayna cuando se acercan a comer.

La Romería con Pujas: Del 8 al 15 de Mayo
Romería de San Miguel: 8 Mayo
Romería de San Isidro: 15 Mayo
Fiestas de San Miguel Arcángel y Virgen del Rosario: Del 23 al 27 de Agosto
Las Fiestas de Paterna: Del 24 al 27 de Agosto